La Semana Santa de Alcalá aspira a ser declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional

El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, y la concejal de Turismo, María Aranguren, han presentado esta mañana en el propio stand las tres Fiestas de Interés Turístico Regional que tiene nuestra ciudad: la Semana Cervantina, la representación itinerante de Don Juan en Alcalá y la Semana Santa. Las dos primeras fueron declaradas en 2018 como Fiesta de Interés Turístico Nacional, y actualmente, el Ayuntamiento trabaja para lograr que la Semana Santa alcalaína logre el mismo reconocimiento.

El alcalde complutense ha manifestado que “la Semana Santa alcalaína nace de sus vecinos y vecinas, que se organizan en Cofradías y lo que la hace grande es, precisamente, gracias al esfuerzo de todos ellos, la Semana Santa trasciende y termina atrayendo a vecinos y turistas de otros lugares. Además, nuestra Semana Santa tiene de especial que es un compendio de caracteres y costumbres, como nuestros vecinos y vecinas porque tiene procesiones más castellanas y sobrias, que combinan con otras más andaluzas; en definitiva, una Semana Santa maravillosa, digna de verse en una Ciudad Patrimonio Mundial y que estamos empeñados en que se abra paso porque es, sin duda, la mejor Semana Santa de la Comunidad de Madrid”.

A la presentación han acudido representantes de las Cofradías: Pedro Fernández Rapestre, perteneciente a la Venerable Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo Atado a la Columna y María Santísima de las Lágrimas y el Consuelo, y Susana Martín Fanega, de la Hermandad Sacramental del Santísimo Cristo de los Desamparados y María Santísima de las Angustias. Pedro Fernández ha tomado la palabra poniendo en valor la Semana Santa alcalaína. También se ha presentado el cartel de la Semana Santa 2019.

Tras la intervención del alcalde se ha proyectado una película promocional de la Semana Santa Complutense, de 8 minutos de duración, que se adjuntará al expediente. Se trata de una producción de ReadMore, David Cooper ha ejercido como productor ejecutivo y Herbé Timarche ha sido el realizador.

La película recorre el Casco Histórico de la Ciudad y su ‘itinerario’ Patrimonio de la Humanidad para contar a los espectadores una historia de recogimiento y templanza durante una fiesta emotiva y cargada de simbolismo. Todas las cofradías y hermandades están representadas, aunque el objetivo de la película es artístico y de promoción, mucho más que documental.